Las reglas de urbanidad de la abuelita (V)

Decía Ralph W.Emerson: “Cuanto más alto hablaba de su honor, más rápidamente contábamos los cubiertos”. 

Pues bien, hoy, ni hablaremos de honor ni contaremos los cubiertos, pero sí, vamos a hablar de ellos, tal y como lo hacía mi abuela Nicolasa.

reglas de urbanidad_loscubiertos.jpg

Anuncios

Las reglas de urbanidad de la abuelita (IV)

Ya lo dice el refrán: “Amigo que no da pan y cuchillo que no corta, aunque se pierda no importa”-

¿Y qué decía la abuelita Nicolasa del pan en la mesa?

reglas de urbanidad_el pan.jpg

Ludmila Mercerón en la presentación de “El pulso de mi sangre”

¡Qué gran regalo! El que nos hizo Ludmila Mercerón poniéndole música y voz a la presentación de “El pulso de mi sangre”

Una maravillosa versión de Soneto de Amor, la canción que inspiró el título de la novela. Escúchala, seguro que si estuviste te gustó tanto como para oirla otra vez, y, si no, disfrútala tanto como nosotros.

Gracias Ludmila.