Blog

  • Inicio
Feria del Libro 2024

La Feria del Libro de Zaragoza ha cerrado su XXXI edición con un éxito rotundo, según lo organizadores, marcando un ligero incremento en las ventas respecto al año pasado, impulsado también por un mayor número de expositores. Este evento literario no solo ha atraído a una gran cantidad de público, sino que ha recibido una valoración positiva generalizada, a pesar de las inclemencias del tiempo.

Óscar Martín, miembro de la junta directiva de la Comisión Permanente del Libro (COPELI) y presidente de la Asociación de Librerías de Zaragoza, destacó que el Parque Grande José Antonio Labordeta se ha establecido firmemente como la sede definitiva de la feria. “Después de tres años ya se ha asentado como sede definitiva de la feria, pues tanto al público como a los expositores les gusta”, comentó Martín, subrayando el entorno agradable que ofrece este espacio. En este punto podemos añadir que no todos los autores, y sobre todo algunas editoriales y librerías están tan de acuerdo en la idoneidad de la ubicación.

La Feria del Libro de Zaragoza se ha convertido en uno de los eventos culturales más importantes de la ciudad, según Martín. Este evento se caracteriza por un ritmo más tranquilo en comparación con otras fechas clave, como el Día del Libro, que se celebra el 23 de abril. Martín explicó que el ambiente más sosegado de la feria permite a los asistentes charlar con autores, libreros y editores, fomentando un intercambio principalmente cultural.

Actividades y novedades

Este año, la feria ha crecido notablemente, contando con 75 casetas y cerca de 500 autores que participaron en más de 1000 actos de firmas. La organización también implementó una experiencia piloto con visitas guiadas para alumnos de primaria, permitiendo que cerca de 80 escolares disfrutaran de un paseo entre las casetas y de un cuentacuentos, gracias a una iniciativa del Servicio de Educación del Ayuntamiento de Zaragoza.

Además de las firmas de libros, la programación incluyó talleres de lettering y dibujo, cuentacuentos, charlas, presentaciones, entregas de premios y hasta una batalla de dibujo. El Kiosco de las Letras volvió a ser un punto de encuentro destacado, con más de 760 asistentes a sus 14 actividades.

Encuentros y firmas

Como escritora, tuve el honor de firmar ejemplares de mis libros en dos ocasiones durante la feria. El sábado 1 de junio, estuve en la caseta de la Asociación Aragonesa de Escritores, donde compartí momentos memorables con los lectores. El sábado 8 de junio, me encontré en la caseta de Imperium Ediciones, disfrutando de otra jornada maravillosa dedicada a la literatura, acompañada por la ilustradora Mercedes de Echave.

Premios y reconocimientos

La tercera edición del Premio AVANZA de Microrrelatos ‘Historias de Autobús’ también fue parte de la feria. Este concurso recibió 75 historias, con el primer premio otorgado a ‘Ahora que ya no’ de Sergio Royo. El relato finalista fue ‘Escritor fantasma’ de Carlos García Esteban, mientras que ‘Unos pequeños instantes’ de María Serrano Sánchez ganó en la categoría Juvenil.

La Feria del Libro de Zaragoza sigue consolidándose como un evento cultural de referencia en Aragón, ofreciendo un espacio donde la literatura florece en un entorno acogedor y accesible para todos. A medida que sigue creciendo y evolucionando, la feria promete seguir siendo un punto de encuentro esencial para autores, editores, libreros y, sobre todo, para los amantes de la lectura.

Deja una respuesta