Tags: Casa Belío

Tocando el cielo

Hacía tiempo que no subíamos. La última vez —veinte años después de nuestra primera vez juntos— nos quedó un sabor agridulce del que no lográbamos desprendernos del todo. Y no habíamos vuelto. Este año decidimos volver. —El coche tendremos que dejarlo fuera, en la embotelladora —comento, como distraída—, ¿recuerdas la última vez? Sin embargo nadie […]

LEER MÁS