OBRA

El pulso de mi sangre

1-libro-de-elena

La nieta mayor de Beatriz Golmayo rescata del olvido familiar —un olvido intencionado— la historia de una abuela de la que apenas tiene recuerdos. Nacida en una casa señorial en un pueblo de la Castilla profunda, Beatriz, la hija única de unos padres jóvenes, ricos y profundamente enamorados, parece tener escrito el destino en letras de oro. Pero el azar es caprichoso y, desde el mismo momento de su nacimiento —un frío treinta de noviembre de mil ochocientos noventa y cinco—, su vida estará marcada por la tragedia.

Beatriz representa la dignidad de una mujer que no pierde la compostura nunca. Y la lucha por la supervivencia. La lucha, sobre todo, de las mujeres cuando no hay nada de lo que echar mano, cuando todo parece perdido. Esta lucha callada y discreta sin la cual el mundo ya no sería mundo. Solo de vez en cuando Beatriz se permite bajar la guardia durante un instante para preguntarse en qué momento se perdió la felicidad que le tenía reservada la vida, dónde se truncaron todas aquellas promesas.

De la mano de la protagonista de El pulso de mi sangre, el lector se pasea por la España de la primera mitad del siglo veinte. Una visión de lo que ocurre de puertas adentro, en el microcosmos de lo cotidiano, de los sentimientos y del dolor de todos aquellos que luchan por salir de la ignorancia y la miseria, en el escenario de los poderosos de turno empeñados en no perder el mando y el control. Mientras el país se va desangrando, primero, en una absurda guerra en Marruecos, después, en las revueltas anarquistas y, finalmente, en la guerra fratricida en la que «el terror se va haciendo sitio poco a poco en la conciencia colectiva ante la dialéctica endemoniada de los dos bandos».

Al final, la historia se permite un capricho y, en un giro inesperado, brilla un rayo de esperanza.

Mis Cinco Fuentes de Tormento

portada

El ego te supera, gana, no se puede pelear con él. Es masculino y fuerte y, a veces, muchas veces, muy atractivo y te sumerge en su hermosura. Así es Cata, aspirando a ser la número uno, hermosa, fuerte, incapaz de dar un paso atrás ni para tomar impulso. Cata es la hija estrella, la hermana estrella. Cata es la estrella más brillante del firmamento, a quien le fue creciendo el amor propio al tiempo que su estatura.

El rechazo te impide ver lo que haces mal. Lo que te desagrada lo desechas de tu vida. Y la ignorancia viene a rescatarte. Margarita siente aversión por todas las personas que no están a su altura moral e intelectual. “-Así que estoy sola -se dijo a sí misma- pues mejor, mucho mejor estar sola que rodeada de gente necia. “

La ignorancia te impide discernir. Anda ciega y te agarra para que no te des cuenta de nada. Trata de enredarte y confundirte, como se confunde Charito Domínguez al creer que la felicidad se encierra en una caja de bombones en forma de corazón.

El apego atrae como el dulce atrae a los niños. Y a esta atracción le acompaña el placer. Se está a gusto apegado a las cosas y a las personas que te dan calor y bienestar. “Salí a la calle. Una ráfaga de viento me hizo cerrar los ojos, y cuando los abrí, la vi venir. Marisol avanzaba hacia mí, mirándome desde unos ojos que dejaban en mal lugar a las mismísimas estrellas, de un azul imposible”

“El miedo está en un saco, hija mía, cada uno puede coger lo que quiera. La cuestión es no abrir el saco” Pero la muerte llega inexorable y la sospecha de su presencia te hace temblar como una hoja.  “-Debe ser la muerte, que viene a buscarme, da la luz, María, para que se vaya –grita con ojos asustados”

Álex y otras historias

portada

“No pretendo descubrir el sentido de la vida, pero al menos, no querría caer en el absurdo total”

Con estas palabras manifiesta Alex, la protagonista de la primera de estas ocho historias, su inquietud por encontrar su sitio en la vida. El lugar que se le ha asignado –que su familia “extravagante que se cree descendiente directa de la realeza” le ha asignado- no le gusta. No lo quiere para ella. Ella pretende vivir su historia como protagonista y no aceptando un papel de reparto. Alex dará un vuelco a su destino varias veces hasta encontrar su tarea, su lugar y su verdadero amor.

Las otras siete historias que encontramos en esta colección, son relatos de otras siete mujeres que, como Alex, se pelean y sufren por alcanzar el lugar que les corresponde. Y esto es lo único que tienen en común. Su afán por no ser transparentes. Su empeño por dejar huella, incluso sin saberlo ellas mismas

Matilde se pone el mundo por montera y nada contra corriente en un pueblo de tradiciones inalterables. Malika cambia de país, arriesgando su vida para poder vivir en libertad. Mar consigue salir de su rutina dulce y sin sobresaltos para dar salida a su necesidad artística. Gloria se arranca las cadenas de golpe cuando se da cuenta de que la vida se desmorona a su alrededor. Macarena necesita hacer ese viaje para romper con “toda mi anodina, monótona y aburrida existencia”. Sabina se carga los moldes desde el principio al colarse en un papel reservado a los hombres y Xiomara hace todo menos aquello que se espera de una madre

Todas ellas cuentan con su fuerza. Esa fuerza que las mujeres tienen escondida en alguna parte y que, cuando  aparece, arrolla todo lo que encuentra a su paso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s