Relatos

Ocho años

Salí del hospital con el corazón encogido. En cuanto mi hermano entró por la puerta de la habitación, huí como alma que lleva el diablo. Porque, si eso no era una huida, se le parecía mucho. Llamé a casa. — ¿Tenemos vino? —No Miré el reloj: las diez menos diez. — ¿Dónde puedo encontrar vino […]

LEER MÁS

Vero, la pelirroja

Verónica lleva el día entero con los nervios a flor de piel. Al punto de la mañana ha recibido una llamada de Héctor. Ha vuelto. Pero ella hasta la noche no puede ir a buscarlo. —No te preocupes, pelirroja —la tranquiliza— tengo cosas que hacer en la ciudad. Te esperaré donde siempre. — ¿Por qué […]

LEER MÁS

Las hermanas

Conoció primero a la hermana mayor. Y se enamoró de inmediato. Esos grandes ojos, llenos de vida, le arrebataron el corazón. Fátima acababa de salir de una relación tóxica, diabólica, infernal, virulenta y perversa, que había durado mucho más de lo razonable. Y, tras una temporada de vida solitaria —necesaria para recobrar la confianza en […]

LEER MÁS

Desayuno en Urach

«El olvido forma parte de la vida”, leo a Theodor Kallufatides, en «Otra vida por vivir». Puede que el estupendo escritor griego tenga razón. Sin embargo, hay momentos que no se te olvidan jamás. Uno de esos momentos que permanecen intactos en mi memoria, me lleva a un inmenso jardín alemán, allá por los años […]

LEER MÁS

Leche de almendras

  —¿Tú me ves? —Se le ocurre de repente a Paula. —Sí, claro, por la mirilla. —¿Estás afónico?, te oigo raro. Esa voz… —Ya sabes, el virus, que le afecta a la garganta —contesta Jorge, bajando el tono. —Bueno, te dejo la compra en la puerta. Hasta mañana. —Gracias, adiós. Y el caso es que […]

LEER MÁS

Una lágrima

“Plena de penes, plena de penes m´adormo i encara mes penes m´aixeco…”, suena la voz de Lidia Pujol, le sigue Mayte Martín en portugués y, por fin, la voz de Dulce Pontes empastando a las otras dos. Una tras otra, van desgranando esta obra maestra de Amália Rodrigues. Me fascinan estas tres voces y estoy […]

LEER MÁS

De tu ventana a la mía

Año 2011 De: Asmara@asmara.com A: Ariadna@ariadna.com Asunto: Las ventanas Mi Ariadna querida: Todo este tiempo suspirando por ver el movimiento de tus manos y esa forma tuya de sonreír con los ojos y la boca a la vez —un poco antes se ríen tus ojos y los labios enseguida les dan alcance— esperando el milagro […]

LEER MÁS

Una habitación con vistas

Foto desde mi ventana. Las vistas desde mi pequeño apartamento: una casa cochambrosa que se me echa encima por la estrechez de la calle, cables medio descolgados que me hacen temblar los días de tormenta y el solar abandonado y sucio  en medio del cual ha crecido un triste árbol que, para verlo, me tengo […]

LEER MÁS

La calma de Penélope

—¡Acaban de informar del fin del confinamiento! —Anuncia Diana a gritos. Su madre la mira sin hacer un gesto ni pronunciar palabra.  —¿Pero es que no me has oído? —Insiste la chica—, que ya podemos salir. Penélope permanece en silencio. No sabe cómo explicarle a su hija que ella no quiere salir más, que esto […]

LEER MÁS

El balcón

—A las siete de la mañana, me encanta salir al balcón —me confesó un día mi madre. Pero, ¿cómo que a las siete de la mañana si, desde que yo tenía memoria, ella jamás se levantaba antes de las nueve? —Ya, pero es que ahora me gusta sentir la paz de las mañanas —me contestó […]

LEER MÁS
Descubre la nueva obra de Elena Laseca